Pasar al contenido principal
Informe
Impacto de la pandemia en la industria europea
Informe del Parlamento Europeo que analiza la repercusión de la crisis en el sector industrial
Impacto de la pandemia en la industria europea

La Comisión de Industria del Parlamento Europeo acaba de presentar un estudio sobre el impacto de la pandemia en el sector industrial. Entre las conclusiones, el informe señala la diferente repercusión que está teniendo la crisis en las empresas, con industrias auxiliares que comienzan a recuperarse frente a las turísticas, culturales o creativas que aún están paradas. Además, la crisis lleva a los consumidores a reevaluar sus necesidades beneficiando la transición digital  y verde, por ejemplo con la creciente demanda de vehículo eléctricos. Otra de las conclusiones es la importancia de diversificar las cadenas de suministro.

Tras un pormenorizado análisis de cada sector, el informe señala que la heterogeneidad de las repercusiones en las industrias de la UE debe tenerse plenamente en cuenta a la hora de preparar las medidas de recuperación. En este sentido, los planes nacionales de recuperación deben: impulsar la competitividad de la industria mediante inversiones en I+D y la reconversión digital, apoyar las cadenas de valor estratégicas y la diversificación en el acceso a las materias primas críticas, incluir las inversiones en economía circular, priorizar objetivos, acelerar la adopción de dichos planes para evitar que aumente la brecha con otras economías líderes y garantizar que haya una supervisión europea.

 

Análisis del impacto en industrias específicas:

1.      Industria del automóvil.- Una industria que afronta varios retos vinculados a la transición ecológica y a los cambios en la demanda de los consumidores. Representa el 5% del valor añadido total de la UE y emplea a 2,6 millones de personas en el proceso de fabricación. Fue un sector muy golpeado al inicio de la pandemia, sobre todo, con la paralización de las cadenas de suministro. Ha sufrido una reducción del 29% en la demanda de vehículos en 2020. La Asociación Europea de Fabricantes de Autómoviles prevé que las ventas se recuperen en torno a un 10% a lo largo de 2021.

2.      Sector aeroespacial.- Se considera un ecosistema estratégico que afronta también los retos de la digitalización y el European Green Deal. Fue uno de las grandes afectados con el estallido de la pandemia, con una repentina caída del tráfico aéreo en un 86,1%. Se espera para 2021 una recuperación de hasta el 51% de los niveles de 2019. El sector prevé que una recuperación moderada podría sostenerse en 2022, pero no se espera una recuperación efectiva antes de 2024. La evolución dependerá de los efectos de las vacunaciones y las medidas de restricción con respecto a la movilidad nacional e internacional.

3.      Sector químico.- Con una facturación de 7.320 millones de euros y una contribución del 12% en el empleo, Europa es el segundo productor mundial de productos químicos, después de China, y posee el 16,9% del total de ventas mundiales. Las perspectivas de recuperación son positivas, aunque con grandes diferencias entre los subsectores. Las químicas que operan especialmente en mercados finales no especialmente afectados por la pandemia están bien posicionadas para aprovechar cualquier repunte del mercado en 2021. Por el contrario, las empresas expuestas a mercados como el textil, la automoción o la fabricación aeroespacial seguirán sufriendo el impacto negativo de la pandemia en este año.

4.      Industrias de la construcción.- Proporciona 18 millones de empleos directos en la UE y contribuyó al 9% del PIB en 2021. La aplicación de la eficiencia energética, la lucha contra el cambio climático, la necesidad de una economía circular y la estimulación de la demanda son los grandes desafíos del sector, para el que está previsto un crecimiento del 4,1% en este año. Aunque no se espera una recuperación completa hasta 2023, y con diferencias entre los países: en Polonia y Portugal un mayor crecimiento ya en este año 2021 y un período de recuperación más largo en Irlanda, Eslovaquia, Francia o Suecia.

5.      Alimentación y bebidas.- Las empresas de alimentación y bebidas emplean a unos 4,82 millones de personas y generaron un valor añadido de 266.000 millones de euros en 2019. El mayor reto es la adaptación a las nuevas tendencias en el comportamiento de los consumidores, con la creciente demanda de productos locales y mayor conciencia sobre sostenbilidad, alimentos sanos y nutritivos. La recuperación depende, en gran medida, del subsector del que se trate. Mientras que los minoristas se han ajustado a la demanda actual, la recuperación de la restauración depende de la posibilidad de reapertura de la hostelería y de grandes eventos. Hay mayor demanda de alimentos etiquetados como sanos, sostenibles y locales.

6.      Sector textil y la confección.- Unas 170.000 microempresas y pymes de este sector generan un valor de negocios anual de casi 180.000 millones de euros, dando empleo a 1,7 millones de personas. Esta industria ha experimentado ya una gran transformación hacia productos de mayor valor añadido. Se espera una recuperación del 15% en 2021 pero no se espera que recupere los niveles anteriores hasta el tercer trimestre de 2023. El choque real en el mercado laboral aún está por llegar, con una posible pérdida de 158.000 puestos de trabajo en 2021 y la desaparición de 13.000 empresas. Sin embargo, las estimaciones para 2021 prevén que las ventas a través de canales digitales sigan creciendo en Europa en más de un 30%.

7.      Industrias culturales y creativas.- En 2019, el sector generó uno 643.000 millones de euros en volumen de negocio, contribuyendo a cerca del 4,4% del PIB. Da empleo a casi el 4% de los trabajadores europeos, con la característica de que los autónomos constituyen alrededor del 33% del sector cultural y está considerado como un empleo precario, sobre todo, tras la pandemia. Es uno de los sectores más afectados y con una gran desigualdad e incertidumbre con respecto a las expectativas de recuperación. Su futuro depende, según el informe, de los efectos de las vacunas y de las políticas y medidas sanitarias que se impongan y de su capacidad para adaptarse a las exigencias.

8.      Sector digital.- Es uno de los ecosistemas más dinámicos e intensos en I+D de la economía europea, empleando a más de 6 millones de personas. Pero sufre de una inversión escasa y fragmentada y de una lenta adopción de las innovaciones digitales tanto en el sector público como en el privado. Las perspectivas de recuperación son positivas y se espera que la mayoría de industrias digitales retomen su nivel de crecimiento en este 2021, con una recuperación total para 2022 y un aumento del gasto en TIC.

Inteligencia Artificial: Se espera que el gasto en Inteligencia Artificial aumente un 33% entre 2020 y 2023.

9.      Industrias sanitarias.- Proporcionaron más de 7 millones de empleos en 2018 y la industria farmacéutica es clave dentro de la economía europea, con 213.000 millones de euros en valor de mercado en 2019. Otro pilar fundamental es la tecnología médica. Es un sector afectado por la pandemia, con la aceleración de la telemedicina, la sanidad electrónica y el uso de la Inteligencia Artificial. Con respecto a las farmacéuticas, hay una mayor producción de medicina innovadora y de investigación de tratamientos para el virus.

 

Impacto en las cadenas de suministro.-

El estudio del Parlamento señala que la mayoría de las cadenas de valor se recuperaron con relativa rapidez de la primera oleada y se han visto menos afectadas en las olas siguientes, debido a que las empresas se han adaptado y las fronteras permanecen abiertas a la circulación de mercancías. Las cadenas de valor estratégicas previamente identificadas, como la microelectrónica, la conducción autónoma, baterías y la Inteligencia Artificial han aumentado su importancia debido al ritmo acelerado de digitalización causada por la pandemia.

Sin embargo, estas tendencias también ponen de manifiesto la dependencia de la industria de la UE de las importaciones. Por ejemplo, casi el 80% de las fundiciones y operaciones de montaje de semiconductores se concentran en Asia, mientras que en términos de materiales procesados y componentes para baterías de iones de litio China, Japón y Corea del Sur representan el 86% del suministro mundial. La crisis también puso de manifiesto la importancia estratégica de cadenas de valor como la farmacéutica y los equipos médicos de protección.

A pesar de la pandemia, la UE seguirá confiando en las cadenas de valor mundiales y, a la inversa, los terceros países seguirán confiando en la UE. Por lo tanto, es importante invertir en los puntos fuertes como industrias estratégicas, en I+D y en competencias, y no tratar de alcanzar artificialmente la autosuficiencia. Además, la innovación, los enfoques de economía circular, la diversificación y, en algunos casos, el abastecimiento nacional pueden reducir las dependencias.

Descargar el informe aquí.

 

Informe de la CEOE sobre los efectos de la crisis en el sector empresarial en España

.El último informe de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales-CEOE señala que la recuperación será desigual por países y que algunas economías no volverán a los niveles anteriores a la pandemia hasta 2023. El estudio destaca la situación del mercado laboral, con un  paro registrado de más de 4 millones de personas por primera vez desde 2016. Con respecto a la economía española, las estimaciones de crecimiento del PIB para 2021 se encuentran entre 5%-6%. Para 2022, no son más optimistas, con una tasa del 4,8%.

En lo que respecta a las empresas, el estudio concluye que el tejido empresarial español  se ha visto muy afectado y que el número de empresas se redujo en más de 90.000 al inicio de la pandemia; y se ha vuelto a reducir en este 2021, con una caída del -3,6%. Una vez más, las pymes son las que han registrado caídas más intensas, sobre todo, en los sectores del turismo y del ocio,  donde han “desaparecido” unas 23.000 empresas.

Informe aquí

Todos los derechos reservados a Acento Public Affairs © Política de privacidad | Avisos legales | Política de Cookies