Pasar al contenido principal
Informe
ACUERDO POST-BREXIT ENTRE EUROPA-REINO UNIDO
Acuerdo alcanzado "in extremis"- Alivio de las empresas españolas y críticas del sector pesquero- Primeros efectos colaterales- El reto europeo de intensificar el comercio con China, Estados Unidos y América Latina.
Acuerdo post-Brexit entre la Unión Europea y Reino Unido

·    Tras una larga e intensa negociación el pasado 24 de diciembre se alcanzó un Acuerdo de Comercio y Cooperación entre la Unión Europea y Reino Unido para definir las futuras relaciones comerciales.

 

·     Alivio para las empresas españolas: se intentan mantener al máximo los lazos económicos entre las dos partes al no haber aranceles ni cuotas para facilitar el intercambio de mercancías.

·    Los tratados fueron firmados el 31 de diciembre por los presidentes de la Comisión y del Consejo europeos y por el Primer Ministro británico, para ser aplicados a partir del 1 de enero de 2021.


"Ahora tenemos libertades que no habíamos tenido en 50 años. Tenemos el control de nuestras fronteras, un sistema de inmigración ya establecido basado en puntos". (Boris Johnson, Primer Ministro británico).

"Reino Unido sigue siendo un socio de confianza. Iremos de la mano para cumplir nuestros objetivos globales. Es hora de dejar atrás el Brexit. Nuestro futuro se hace en Europa". (Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea).     


·    Para algunos economistas es un acuerdo “de mínimos” en el que la Unión Europea ha conseguido preservar el mercado único y el Reino Unido evita someterse a la legislación europea. Pero ni Bruselas ha conseguido garantías plenas de competencia leal o acceso permanente a caladeros británicos ni Londres acceso al mercado europeo de servicios financieros, de telecomunicaciones o transporte. (Voz Pópuli-Enrique Feás).

 

·     Primeros efectos colaterales:

·   Movimientos económicos: Grandes empresas como Coca Cola y Berkeley han decidido dejar el Reino Unido a efectos regulatorios y han elegido Países Bajos y España como Estados miembros de origen.

·      Dominios .eu suspendidos: Más de 80.000 nombres de dominios “.eu” asignados a solicitantes de registro del Reino Unido han sido suspendidos. Ningún registrador con sede en el Reino Unido puede obtener un dominio .eu

·      Mercado de la energía: Ciertos temores a que las conexiones energéticas no sean tan eficientes y que se produzca un aumento de los costes del comercio de la energía.

 

·     Guía práctica básica:

·        Comercio de productos: No hay aranceles ni cuotas, pero sí hay trámites a realizar. Controles y formalidades aduaneras para cumplir con los estándares de seguridad y sanidad que exija el país de destino.

§  Alivio de los exportadores de frutas y verduras: Fueron los primeros en mostrar su “satisfacción y alivio” al conocer que finalmente no habría aranceles, evitando así que la exportación fuera gravada con hasta 198 millones de euros. Ahora el reto es mejorar la competitividad del sector ya que se prevé un incremento de la competencia de países terceros.

 

·        Prestación de servicios: El Reino Unido ha perdido su derecho a ofrecer servicios en toda la UE. Las empresas incluso podrían tener que establecerse en la UE para seguir operando, según el sector. Se estima que las grandes corporaciones han transferido activos por 1,6 billones de euros de Londres al mercado único.

·        Transportes:

§  Aéreo: Las aerolíneas del Reino Unido no pueden disfrutar ahora de los mismos derechos de tráfico en el espacio aéreo comunitario. El acuerdo garantiza a esas compañías poder sobrevolar cielo europeo y llevar pasajeros o mercancías entre un punto del Reino Unido y otro de la UE. Pero no pueden hacer trayectos entre un Estado miembro y un tercer país, ni entre dos ciudades de un país miembro.

 

§  Por carretera:  Los transportistas pueden ir de punto a punto y realizar dos operaciones en el otro territorio para asegurar que no volverán de vacío. Se han fijado estándares elevados en materia de condiciones laborales o licencias para evitar la competencia desleal en el sector. Los autobuses pueden seguir operando entre las dos zonas.

 

·        Viajes:

§  Documentación: Por ahora, los viajeros españoles pueden entrar en Reino Unido con el DNI español. Los británicos pueden entrar en cualquier país de la Unión Europea con un pasaporte con una validez mínima restante de 6 meses.

§  Visados: Un visitante europeo podrá estar un máximo de seis meses en territorio británico sin solicitar un visado. Las estancias de los turistas británicos en la Unión Europea, en cambio, estarán más limitadas. Solo podrán permanecer en un país del bloque como visitantes durante 90 días, repartidos dentro de un periodo de 180 días.

§  Sanidad: Por el momento, ambos lados han detallado que las tarjetas europeas en vigor el 1 de enero continuarán siendo válidas hasta que expiren.

§  Permiso de conducir:  Para cruzar el canal de la Mancha en coche se necesita solicitar un documento denominado “carta verde” que acredita que se posee el seguro obligatorio. España permitirá a visitantes y residentes británicos utilizar un carné expedido por el Reino Unido hasta el 30 de junio, pero pedirá a los residentes que cambien su documento por uno español a partir de entonces.

 

·     Luz verde en los 3 puntos rojos de la negociación:

·      Pesca: Finalmente, la Unión tendrá que ceder el 25% de las cuotas en aguas británicas durante un período de transición de cinco años y medio, a partir del cual deberán negociarse anualmente. Fue y sigue siendo uno de los puntos más polémicos de la negociación y el sector ya ha mostrado sus discrepancias con lo obtenido. El objetivo es asegurar una gestión sostenible de las reservas pesqueras compartidas.

·       Control del acuerdo: Está previsto crear una estructura de vigilancia y control de los acuerdos con un Consejo de Asociación Conjunta, integrado por la Comisión y el Gobierno británico. Además, se prevé un sistema de arbitraje para resolver disputas.

·        Evitar la competencia desleal: Habrá un mecanismo de resolución de disputas para garantizar la competencia justa entre las dos partes. Se reservan el derecho de imponer represalias si las importaciones de un país están dañando un sector económico a causa de un aumento de las ayudas públicas o de una rebaja de las condiciones sociales, laborales o medioambientales.

 

·     Fin de la Verja en Gibraltar:

·       Acuerdo “in extremis”. España y Reino Unido alcanzaron el 31 de diciembre un acuerdo “in extremis” para evitar que Gibraltar se convirtiera en frontera exterior de la UE. Así, se eliminarán los controles en la Verja y los demoledores efectos que habría tenido en la zona un Brexit duro.

·        El paso fronterizo se cambia por controles Schengen en el aeropuerto y en el puerto, con controles a cargo de Frontex.

·      Dependencia económica: La comarca recibió con esperanza este acuerdo, ya que Gibraltar supone el 15% de su Producto Interior Bruto, unos 120 millones de euros al año.

"Lo que hemos visto es un cambio de paradigma que no está hecho de concesiones sino de convergencia de intereses entre gibraltareños y  españoles, ambos europeístas. Y eso es fruto del Brexit". (Arancha González-Laya, entrevista en El País)

·     Aprobación definitiva: El acuerdo post-Brexit debe aún ser examinado y votado por el Parlamento europeo. Está previsto su debate y ratificación durante la sesión plenaria de marzo.

·     Europa refuerza lazos comerciales con otras potencias: Además de definir las futuras relaciones con Reino Unido, la Unión Europea también está decidida a continuar y reforzar los lazos comerciales con otras potencias mundiales. (Euractiv).

·    Tratado de inversiones con China: Acaba de firmarse un acuerdo de inversiones con Pekín para garantizar a las empresas europeas un mayor acceso al mercado chino y competir en mejores condiciones. Se beneficiarán sectores como el del automóvil, los servicios financieros o el de la construcción al eliminarse la restricción que impedía hasta ahora formar una empresa conjunta.

·    Recuperar la relación con Estados Unidos: Otro de los objetivos para este 2021 es recuperar la relación con un aliado tradicional tras la llegada al poder de Joe Biden. En la agenda, más cooperación respecto a China y la reforma de la Organización Mundial del Comercio.

·      América Latina: Bruselas aún debe ratificar el acuerdo con Mercosur, que cuenta con reticencias por parte del Parlamento Europeo y de algunos países, que exigen mayores garantías para proteger al medioambiente, sobre todo, la protección de la Amazonia.

 

 

Todos los derechos reservados a Acento Public Affairs © Política de privacidad | Avisos legales | Política de Cookies