Pasar al contenido principal
Actualidad
INFO FLASH BRUSELAS
Esta semana la Comisión ha aprobado nuevas normas para cumplir con el Pacto Verde Europeo y con los objetivos comunitarios en materia digital, además de alcanzarse un acuerdo político informal sobre el presupuesto de la UE para 2022

Análisis La intervención militar rusa en Bielorrusia dispara las alertas de las instituciones europeas, quienes siguen buscando formas de poner fin al conflicto migrante . Mientras tanto, la Comisión aprueba nuevas normas para cumplir con el Pacto Verde Europeo y con los objetivos comunitarios en materia digital.

 

  1. La UE se dispone a aumentar las sanciones a Bielorrusia por la crisis migratoria. El lunes Josep Borrell emitió un comunicado en el que confirmó nuevos detalles de las sanciones contra Bielorrusia. Ese mismo día se reunieron los ministros de relaciones exteriores de la UE para ampliar las medidas punitivas a Bielorrusia. El jefe diplomático de la UE dijo que los ministros están abiertos a la aprobación de un marco legal ampliado sobre cualquier persona que participe en el tráfico de migrantes, incluidas aerolíneas, agencias de viajes y funcionarios, lo que significaría prohibir a sus líderes viajar y congelar sus activos en Europa.  Borrell también dijo que el marco de sanciones existente apuntaría a alrededor de 30 funcionarios de la administración de Lukashenko en esta crisis. La semana pasada, la UE estuvo en conversaciones con aerolíneas internacionales como Turkish Airlines para instarlas a suspender los boletos de ida a Minsk, desde donde el bloque dice que los migrantes son transportados a la frontera polaca como un medio para presionar a la UE. Tras la presión del lado de la UE, Turquía, una de las rutas tomadas por los migrantes, ahora ha prohibido a iraquíes, sirios y yemeníes volar a Bielorrusia. Los países occidentales acusan al gobierno del presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, de diseñar la crisis al alentar a los migrantes a venir a Bielorrusia y luego llevarlos a la frontera. Lukashenko niega los cargos y culpa a Occidente por el aumento de las tensiones. El ministro del Interior de Polonia, Mariusz Kaminski, dijo el sábado que se estaba extendiendo el rumor entre los migrantes de que Polonia les permitiría pasar el lunes, ante el rumor, el gobierno envió un mensaje de texto a todos los teléfonos móviles extranjeros a lo largo de la frontera diciendo que esto era "una total mentira y tontería". El Ministerio de Relaciones Exteriores alemán también ha desmentido el rumor. Además de las sanciones la situación bielorrusa ha generado dos preocupaciones a las instituciones europeas:

 

  1. La UE y la OTAN muestran preocupación por la acumulación militar de Rusia en Ucrania. El lunes la UE y la OTAN expresaron su preocupación por el aumento de la presencia militar de Rusia en Ucrania y sus alrededores, ya que la escalada de la crisis migratoria en las fronteras de la UE con Bielorrusia hace que los aliados transatlánticos se tomen en serio las advertencias de Kiev. El lunes temprano, Dmytro Kuleba, se reunió con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, quien también dijo que había habido una concentración "grande e inusual" de tropas rusas en las fronteras de Ucrania en las últimas semanas. Hablando sobre las tropas en las regiones fronterizas de Ucrania, Stoltenberg dijo que serían "en parte fuerzas cercanas a la frontera entre Rusia y Ucrania, pero también en parte tropas y capacidades que están dentro de Ucrania, lo que significa que están en Crimea, que está anexada ilegalmente, y también vemos a los militantes, los separatistas en Donbas, que también es parte de Ucrania, apoyados y ayudados por Rusia”. Al enfatizar que lo importante ahora es evitar que las situaciones se salgan de control, instó a Rusia a ser transparente sobre las actividades militares para reducir las tensiones y evitar una escalada. El ministro de Relaciones Exteriores de Lituania, Gabrielius Landsbergis, fue más allá al sugerir la posible intervención militar de Rusia. En declaraciones a los periodistas antes de la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la UE en Bruselas el lunes, Landsbergis también advirtió que Rusia también podría poner una "presencia militar rusa permanente en el territorio de Bielorrusia". El principal diplomático de la UE, Josep Borrell, se abstuvo de sugerir una escalada militar, cuando los periodistas lo presionaron dijo que “por el momento no estamos hablando de militares”.

 

  1. Polonia, Lituania y Letonia se plantean la aplicación del artículo 4 del Tratado del Atlántico Norte. Polonia está en conversaciones con Lituania y Letonia sobre la posibilidad de solicitar consultas en virtud del artículo 4 de la OTAN para discutir la crisis en la frontera entre Polonia y Bielorrusia. Durante el fin de semana, miles inmigrantes viajaron a Bielorrusia con la esperanza de cruzar a la UE, pero permanecen atrapados en la frontera en condiciones de congelación, ya que el guardia polaco había impedido numerosos intentos de traspasar la valla fronteriza. El parche fronterizo ha estado en estado de emergencia desde principios de septiembre, con miles de guardias fronterizos, policías y tropas desplegadas en el área. Ante la situación, el primer ministro, Mateusz Morawiecki, ha planteado junto con Letonia y Lituania la aplicación del Artículo 4 del Tratado del Atlántico Norte, este artículo llama a la consulta sobre asuntos militares cuando la integridad territorial, la independencia política o la seguridad de alguna de las partes se vea amenazada. 

 

 

  1. Los 27 embajadores de la UE adoptaron el "enfoque general" de la DSA. La Digital Servides Act es una propuesta integral para regular todo tipo de servicios en línea, desde el contenido de las redes sociales hasta el comercio electrónico. El reglamento fue adoptado a pesar de las preocupaciones de que varias disposiciones necesitan mejoras. Esta norma actuará como lex specialis de la Directiva de comercio electrónico, complementando y reemplazando varias disposiciones de la legislación de la UE que han proporcionado el marco legal para los servicios digitales desde el año 2000. Sin embargo, los principios de la Directiva de comercio electrónico se mantuvieron de un modo controvertido. La propuesta tiene dos puntos principales:

 

  1. Mercados en línea: El texto de compromiso ha mejorado las disposiciones sobre la trazabilidad de los comerciantes, lo que hace que los mercados en línea sean responsables de evaluar la identidad y la información proporcionada por los proveedores antes de que puedan comenzar a vender en sus plataformas, sobre la base de la obligación del “know-your-business-customer”.

 

  1. Motores de búsqueda online: Los motores de búsqueda en línea se han introducido como una categoría independiente además de las tres categorías existentes definidas en la Directiva de comercio electrónico. La razón fue que varios países consideraron que no estaba claro en la versión original de texto si los motores de búsqueda estaban incluidos en el alcance. En términos de responsabilidad, los motores de búsqueda en línea gozarán de las mismas exenciones que los servicios de almacenamiento en caché, ya que no serán responsables por la mera transmisión de contenido sin cambiarlo o ser conscientes de que es ilegal. Esta excepción está destinada a evitar obligar a los servicios en línea a monitorear todo el contenido en sus plataformas.

Los buscadores deberán cumplir con las mismas obligaciones de “due diligence” que el resto de los servicios intermediarios, obligaciones que aumentan si las plataformas se consideran 'muy grandes', es decir, con más de 45 millones de usuarios activos mensuales.

 

  1. La UE llega a un acuerdo sobre la normativa aplicable a las grandes tecnologías. Los eurodiputados han adoptado un compromiso sobre algunos de los aspectos del reglamento de la UE que introducirá obligaciones estrictas para los gigantes de internet. La Ley de Mercados Digitales fue diseñada para regular a aquellas plataformas en línea tan grandes que tienen un papel sistémico en la economía de internet. Se espera que la propuesta sea adoptada por la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor del Parlamento Europeo el 22 de noviembre para ser posteriormente votada durante la sesión plenaria de diciembre. Los eurodiputados han debatido sobre cuatro áreas diferentes:

 

  1. Alcance: La primera preocupación de los legisladores ha sido el aspecto subjetivo de la regulación, es decir, a quién irá dirigida. Algunos de los eurodiputados abogaron por un alcance limitado, incluyendo sólo a las cuatro grandes empresas más grandes, Google, Amazon, Facebook, Apple y Microsoft, para concentrarse en los actores más influyentes del mercado. Sin embargo, los grupos políticos progresistas presionaron por un alcance más amplio, considerando que podrían surgir nuevos problemas en el entorno digital al estar en constante cambio.

 

  1. Publicidad dirigida: Otro de los puntos más controvertidos fue la propuesta de prohibir la publicidad dirigida. La iniciativa fue impulsada por una coalición multipartidista de eurodiputados progresistas que catalogaron este tipo de publicidad como una vigilancia invasiva de los usuarios en beneficio de unas pocas empresas. Por otro lado, los eurodiputados liberales y conservadores argumentaron que una prohibición total sería desproporcionada y perjudicaría las pequeñas empresas que intentan llegar a sus clientes a través de medios digitales. La prohibición total se introdujo finalmente para menores “conocidos” lo cual libera a las plataformas en caso de que los usuarios mientan sobre su edad. Para los adultos, el texto permite anuncios dirigidos sobre la base del consentimiento explícito del usuario. También limita el procesamiento de datos personales relacionados con la política, religión, raza, afiliación sindical y otra información sensible como condiciones de salud y orientación sexual.

 

  1. “Killer acquisitions”: Este apartado se refiere a las “Killer acquisitions”, adquisiciones de empresas diseñadas para aislar a los competidores emergentes. Hubo fuertes reservas de la Comisión Europea sobre la incorporación de tales medidas en la norma, ya que la base legal de la regulación reside en el mercado interno más que en la política de la competencia. Frente a esta postura, los defensores de la competencia enfatizaron la necesidad de que tales disposiciones se incluyan, ya que la reforma del reglamento de competencia del bloque se ve obstaculizada por el requisito de unanimidad entre los Estados miembros. Según el compromiso final, la Comisión podría imponer limitaciones temporales a las adquisiciones de plataformas que hayan incumplido sistemáticamente sus obligaciones. Así lo dice el considerando 64 de la nueva normativa, “al hacerlo, la Comisión podría tener en cuenta diferentes elementos, como los probables efectos de la red, la consolidación de datos y los posibles efectos a largo plazo o si la adquisición de objetivos con recursos de datos específicos puede poner en peligro de manera significativa la competencia y la competitividad de los mercados a través de efectos horizontales, verticales o de conglomerado”.

 

  1. Incumplimiento: Las medidas por incumplimiento sistémico del artículo 16 son las más temidas por los gigantes de internet, ya que permiten al Ejecutivo de la UE imponer sanciones estructurales o de comportamiento, que en los casos más extremos podrían incluir dividir la plataforma en entidades separadas. El incumplimiento sistémico se considerará después de dos infracciones y, después de la primera, se podrían imponer remedios conductuales. Los eurodiputados también han endurecido el régimen de sanciones. La multa mínima se fijó en el 4% del volumen de negocios anual pudiéndose alcanzar hasta un máximo del 20%.

 

  1. Los Estados miembros piden al Parlamento Europeo una legislación para la IA que no sea excesiva y que permita la innovación. El eurodiputado Axel Voss ha estado liderando la acusación contra las empresas sobrecargadas con una regulación excesiva, explicando que la normativa europea debería dejar más espacio para la innovación. En su informe, Voss critica la práctica actual bajo el régimen de protección de datos de la UE. La ley de IA tiene la intención de garantizar que los algoritmos utilizados por las empresas de tecnología cumplan con los altos estándares, como ser no discriminatorios y no sesgados, esto significaría que las empresas tendrían que hacer accesibles más datos personales. Según el informe que plantea el eurodiputado, este es el caso que se plantea en el sector sanitario donde las obligaciones de consentimiento específicas del RGPD obstaculizan el procesamiento de datos médicos, lo que podría conducir a retrasos prolongados en el descubrimiento de nuevos métodos de tratamiento y suponer una carga burocrática para la salud, dice el informe. Sin embargo, Voss encuentra oposición en los grupos de la sociedad civil, estos explican que las disposiciones actuales no son suficientes para abordar los riesgos relacionados con la IA y los algoritmos. Human Rights Watch advirtió en un informe que la ley de IA está mal equipada para proteger a las personas de los algoritmos, además dijo que la regulación solo prohibiría una lista limitada de sistemas automatizados que se definen como de alto riesgo. La propuesta actual de la ley de IA introduce un enfoque de IA basado en el riesgo, donde los sistemas de IA de alto riesgo están sujetos a obligaciones estrictas. Sin embargo, aunque Human Rights Watch criticó la lista de sistemas de alto riesgo por ser demasiado limitada, algunos Estados miembros no están de acuerdo. Kokk de Estonia dijo: “Debemos evitar clasificar de facto sectores enteros como de alto riesgo. Los riesgos deben considerarse junto con los beneficios y el valor agregado que ofrece la IA en todos los sectores”.

 

  1. La Comisión acoge con satisfacción el acuerdo sobre el presupuesto anual de la UE para 2022. El lunes por la noche el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea, a propuesta de la Comisión Europea, alcanzaron un acuerdo político informal sobre el presupuesto de la UE para 2022, el segundo en el marco financiero plurianual de la UE 2021-2027. El acuerdo contempla compromisos por valor de 169.500 millones de euros y pagos por 170.600 millones de euros. Una vez adoptado, el presupuesto permitiría a la UE movilizar los fondos significativos para una respuesta continua de la UE a la pandemia de coronavirus y sus consecuencias, impulsar una recuperación sostenible y proteger y crear puestos de trabajo. Desencadenaría nuevas inversiones en una Europa más verde, más digital y resiliente, al tiempo que protegería a los más vulnerables. El acuerdo al que se ha llegado es la distribución de la siguiente manera:

 

  • 49700 millones de euros en compromisos para apoyar la recuperación impulsando las inversiones en cohesión económica, social y territorial.
  • 53100 millones de euros para la Política Agrícola Común y 971,9 millones para el Fondo Europeo Marítimo, de Pesca y Agricultura.
  • 12200 millones de euros para Horizonte Europa, para apoyar la investigación de la UE en áreas como salud, digital, industria, espacio, clima, energía y movilidad; y 613,5 millones de euros para el programa del Mercado Único, que apoya la competitividad y las PYME, también en el sector turístico.
  • 839,7 millones de euros para el programa EU4Health para apoyar el sector sanitario en Europa.
  • 1200 millones de euros del Fondo de Transición Justa para garantizar la neutralidad climática, junto con 755,5 millones para el programa LIFE relacionado con el medio ambiente y el clima.
  • 2800 millones de euros para el Mecanismo Conectar Europa para una infraestructura de transporte actualizada.
  • 3400 millones de euros para que Erasmus + invierta en los jóvenes, junto con 406 millones de euros para el sector cultural.
  • 1100 millones de euros para el Fondo de Asilo, Migración e Integración y 809, 3 millones de euros para el Fondo de Gestión Integrada de Fronteras para intensificar la cooperación n la gestión de las fronteras exteriores, incluidos 25 millones de euros para la protección de la frontera con Bielorrusia.
  • 227,1 millones de euros para el Fondo de Seguridad Interior y 945,7 millones de euros para el Fondo Europeo de Defensa para apoyar la autonomía y la seguridad estratégica europea.
  • 15200 millones de euros para apoyar a nuestros vecinos y al desarrollo y la cooperación internacional.

 

Ante la aprobación del texto, el presidente de la Comisión de Presupuestos, Johan Van Overtveldt, dijo: “En general, estoy satisfecho con el acuerdo alcanzado hoy. Contiene importantes respuestas a los retos a los que se enfrenta la Unión en la actualidad. En el campo de la salud para seguir combatiendo la crisis del COVID-19, pero igualmente en lo que respecta a la investigación y la innovación necesarias para modernizar nuestras economías y la protección de nuestras fronteras comunes”.

 

  1. Pacto Verde Europeo, dos nuevos Reglamentos y una nueva estrategia para proteger a la UE de la deforestación, los peligros implicados en el traslado de residuos y garantizar la salud del suelo europeo. La Comisión adoptó el jueves tres nuevas iniciativas que son necesarias para hacer realidad el Pacto Verde Europeo. La Comisión propone nuevas normas para frenar la deforestación impulsada por la UE, así como nuevas normas para facilitar los traslados de residuos dentro de la UE para promover la economía circular y abordar la exportación de residuos ilegales y desafíos a terceros países. Además, presenta una nueva estrategia de suelos para que todos los suelos europeos sean restaurados, resilientes y adecuadamente protegidos para 2050.

 

  1. Reglamento para frenar la deforestación y la degradación forestal: Con esta nueva norma se busca garantizar que los productos que los ciudadanos europeos compran, utilizan y consumen no contribuyan a la deforestación global y la degradación forestal. El principal impulsor de estos procesos es la expansión agrícola vinculada a la soja, la carne vacuna, el aceite palma, la madera, el cacao, el café y algunos de sus productos derivados. El Reglamento impone nuevas normas de diligencia debida para las empresas que desean entrar en el mercado europeo de estos productos básicos. El fin de la norma es garantizar que dentro de la UE solo se permitan productos legales y libres de deforestación. La Comisión utilizará un sistema de evaluación comparativa para evaluar a los países y su nivel de riesgo de deforestación y degradación forestal debido a las materias primas incluidas en el ámbito de aplicación del reglamento. Se espera que las nuevas normas reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero y la pérdida de biodiversidad.

 

  1. Reglamento sobre traslado de residuos. Mediante este Reglamento la Comisión propone normas más estrictas sobre la exportación de residuos, un sistema más eficiente para la circulación de residuos como recurso y una acción decidida contra el tráfico de residuos. A través de esta norma, las exportaciones de residuos a países no pertenecientes a la OCDE estarán restringidas y solo se permitirán si los terceros países están dispuestos a recibir determinados residuos y pueden gestionarlos de forma sostenible. Los envíos a los países que si formen parte de la OCDE serán monitoreados y podrán suspenderse si generan serios problemas ambientales en el país de destino. Según la propuesta, todas las empresas de la UE que exportan residuos fuera de la UE deben asegurarse que las instalaciones que reciben sus residuos estén sujetas a una auditoría independiente que demuestre que gestionan estos residuos de manera respetuosa con el medio ambiente. Dentro de la UE, la Comisión propone simplificar considerablemente los procedimientos establecidos, facilitando que los residuos vuelvan a entrar en la economía circular, sin rebajar el nivel de control necesario. Esto ayuda a reducir la dependencia de la UE de las materias primas, y apoya la innovación y la descarbonización de la industria de la UE para cumplir los objetivos climáticos de la UE. Las nuevas reglas también están llevando los envíos de residuos a la era digital al introducir el intercambio electrónico de documentación. También incluye la creación de un grupo europeo de control de los traslados de residuos y empodera a la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) para que apoye las investigaciones transnacionales de los Estados miembros de la UE sobre el tráfico de residuos y el establecimiento de normas más estrictas sobre sanciones administrativas.

 

  1. Nueva estrategia de suelo de la UE. Actualmente el 70% de los suelos de la UE no están en buenas condiciones, ante el problema que supone la Comisión propone una nueva estrategia que establece un marco con medidas concretas para la protección, restauración y uso sostenible de los suelos y propone un conjunto de medidas voluntarias y jurídicamente vinculantes. Esta estrategia tiene como objetivo aumentar el carbono del suelo en las tierras agrícolas, combatir la desertificación, restaurar la tierra y el suelo degradados y garantizar que para el 2050, todos los ecosistemas del suelo estén en condiciones saludables. La estrategia pide garantizar el mismo nivel de protección del suelo que existe para el agua, el medio marino y el aire en la UE. Esto se hará a través de una propuesta para 2023 para una nueva Ley de Salud del Suelo, luego de una evaluación de impacto y una amplia consulta de las partes interesadas y los Estados miembros. La Estrategia también moviliza el compromiso social y los recursos financieros necesarios, el conocimiento compartido y promueve prácticas de gestión y seguimiento sostenibles del suelo, apoyando la ambición de la UE de una acción global sobre el suelo.

 

  1. Grecia reacciona al acuerdo hispano-turco para colaborar en la industria de defensa. Cuando los líderes se reunieron en Ankara, Erdogan, elogió a Sánchez por anunciar programas de armamento en cooperación con España. En particular recordó la cooperación con España para la construcción de un buque de asalto anfibio de la Armada turca “Anadolu”, que puede configurarse como un portaviones ligero. El presidente turco propuso la construcción de un portaviones aún más grande para su país. Erdogan agregó que la postura de España hacia Turquía debe ser vista como un modelo a seguir por otras naciones de la UE, y expresó su satisfacción ya que ha supuesto las inversiones de más de 600 empresas españolas en Turquía. Desde el comienzo de las tensiones en el Mediterráneo oriental, España se ha opuesto a las sanciones solicitadas por Grecia contra Turquía. En octubre de 2020, el canciller griego, Nikos Dendias, envió una carta a sus homólogos de Alemania, España e Italia, señalando la necesidad de imponer un embargo de armas contra Turquía. Según datos oficiales del Instituto Internacional de la Paz de Estocolmo, España e Italia son los principales proveedores europeos de armas a Turquía. En particular, para el periodo 2015-2019, el 43% de las importaciones de armas a Turquía provino de Italia y España. El coqueteo hispano-turco ha molestado a Atenas. El portavoz del gobierno griego, Giannis Oikonomou, dijo que los Estados miembros de la UE están obligados por las decisiones del Consejo de la UE sobre asuntos relacionados con "las relaciones con Turquía y las provocaciones e infracciones del derecho internacional de esta última". En Atenas, los críticos sugieren que el acercamiento hispano-turco no surge por coincidencia, después de que Francia y Grecia firmaran un acuerdo militar que brinda asistencia mutua en caso de que una de las partes sea atacada por un tercer país incluso si este último pertenece a la OTAN. Los analistas estiman que España no ve con buenos ojos la creciente participación de Francia en el Mediterráneo oriental. El impulso de Sánchez por estrechar los lazos con Turquía también generó críticas del principal partido de oposición en España. Pablo Casado, líder del Partido Popular de centro derecha, destacó que su partido sigue apoyando la integridad territorial de Grecia y Chipre: “Tras la visita de Sánchez a Turquía, en el Partido Popular (PP) reiteramos que defendemos la integridad territorial de Grecia y Chipre como miembros de la Unión Europea y el respeto de los derechos humanos y la política común de seguridad e inmigración en nuestras relaciones internacionales ".

 

 

Todos los derechos reservados a Acento Public Affairs © Política de privacidad | Avisos legales | Política de Cookies